Cogidos de la Mano

May 27, 2016

 

 

 

 

Me retas sin cesar, me hablas sin parar, me obligas y me olvidas, dependo de tu independencia, me conectas y desconectas, me limitas y me imitas, me ahogas y me liberas, me proteges, haces de mí lo que quieres, pero no cuando quieres.

 

Te anhelo cuando no estás, pero siempre estás de más.

 

Quieres guerra y a la vez mi paz.

Mi esencia es fruto de tu arrogante presencia.

¡Qué vehemencia!

Tu impertinencia me provoca.

Sin embargo, tú sólo tienes alma. Yo además poseo mente.

 

Ambos insaciables. Tu de mí, yo de la vida.

Tus virtudes me sofocan.

Acogedor, agridulce, sutil, prudente, embaucador.

¡Nato seductor!

 

Sí, tú, MIEDO, el más fiel y presente de mis amigos.

Ahora ya no te quiero en frente.

¡Obstaculizas!

Cógeme de la mano, irás a mi lado.

 

Avanza cerca de mí y conmigo. No me importa.

Sé que en el camino, te perderé.

Te habrás cansado mientras que yo seguiré.

 

Al fin y al cabo, fue mi mente quien hizo posible tu alma.

Así que sin mí, tú no eres nada.

 

Please reload

Entradas destacadas

Instinto básico. La fórmula para evitar una guerra.

August 7, 2018

1/3
Please reload

Entradas recientes

December 19, 2018

March 21, 2018

December 22, 2017

Please reload

Archivo