¿Pasar Página?

June 12, 2016

Queridos Lectores:

 

Sigo sin entender por qué la expresión “pasar página” significa dejar algo atrás, darlo por terminado, olvidar y que forme parte del pasado, usándola casi siempre para descartar esa historia que tanto te hace daño. Pienso: si la historia es fruto de mi sufrimiento, ¡no paso a la siguiente página, sino es que sigo en la misma historia!

 

Cuando entro en una librería y tengo que escoger una obra, inevitablemente,  aunque inconscientemente, mi sentido ocular me atrae hacia lo más superficial del libro: su estética. La belleza de la envoltura es el detonador que tiende a generar interés para querer ahondar.

 

El título del libro es inmediatamente mi segundo criterio de elección. La armonía del conjunto me estimulará para seguir más allá, o no. Si es así, le doy la vuelta para comprobar si existe química entre él y yo.

 

A veces, permanece meramente en una atracción física, en otras ocasiones, aparentemente existe una conexión especial y entonces es cuando decido lanzarme en la Aventura. No lo pienso, adquiero el libro y me dejo llevar…

 

La impaciencia, incertidumbre e imprevisibilidad de la historia estimula todos mis sentidos. Un mecanismo de motivación irracional que se convierte en mi alarma emocional.

 

No suelo identificar enseguida cuál es el rol de los personajes que me acompañan, pero estoy preparada para averiguar y experimentar con ellos; desconozco cuánto durará el viaje, aunque cuando lo empiezo nunca quiero que se acabe. Esa magia de la ilusión, proyección e imaginación que me invade…

 

Me absorbe el imprevisto y poco a poco encuentro mi sitio. Un lugar con en el que empiezo a familiarizarme, que ya no es ajeno a mí. Y en ese preciso momento, me pueden ocurrir dos cosas: o bien sigo pasando las páginas porque no estoy segura de lo que va a suceder, si bien, intuyo que es el principio del final…; o bien, me quedo en la página en la que estoy porque he perdido total interés en experimentar el desenlace que creo predecir.

 

En fin, en ambos casos, el resultado es exactamente el mismo: VOY A POR LA SIGUIENTE OBRA. No es que la precedente fuese mala. De todas aprendo y guardo algo. Identifico, interiorizo y luego extraigo y uso lo que creo que me beneficiará en la siguiente; es una pieza más del puzle, una línea más de mi dibujo. Y creo que estas historias son los arquitectos de mi ser; mi perspectiva, el constructor de mi vida y el maître de obra, soy yo. 

 

Sé que Mi Libro, ese en el que soy la protagonista, se halla en algún lugar. Ese libro que tiene tantas páginas como días y del que nunca me voy a saciar. Esa obra cuya siguiente página es mejor que la anterior y cuyo final no es de mi voluntad, sino de la de Dios.

 

Porque el día que pueda seguir pasando página sin cesar, es que elegí el buen libro y esa es la historia con la que me quiero quedar.

 

Con amor, 

 

O. 

 

 

 

Please reload

Entradas destacadas

Instinto básico. La fórmula para evitar una guerra.

August 7, 2018

1/3
Please reload

Entradas recientes

December 19, 2018

March 21, 2018

December 22, 2017

Please reload

Archivo